Asaja-Sevilla considera 2010 como el año “de las promesas incumplidas y las oportunidades perdidas” en el sector agrario

El presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, ha considerado el 2010 como el año “de las promesas incumplidas por parte de todas las administraciones y de oportunidades perdidas en el caso de algunos proyectos legislativos –Proyecto de Ley del Olivar, Ley de Aguas o Ley de la Dehesa– que no han venido a resolver los problemas del sector agrario”, así como “del fiasco” de la presidencia española de la Unión Europea (UE).

En rueda de prensa, Serra, junto al secretario general de Asaja-Sevilla, Miguel Afán de Ribera, ha indicado que a pesar del intento de difundir cierto optimismo “el esfuerzo es bastante difícil” ante cómo se ha desarrollado este año que termina.

Así, ha explicado que los debates sobre el futuro de la Política Agraria Común (PAC) tras la comunicación presentada por Bruselas, han sido otra “oportunidad perdida para vislumbrar un futuro más esperanzador en el sector”. En este punto, ha detallado que la idea de una tarifa planta supondría la perdida de mil millones de euros anuales para el sector olivarero, lo que conllevaría “una hecatombe social”.

Además, ha señalado que lejos de encontrar soluciones, en 2010 “se han agravado todos los problemas del campo”: la caída de la renta sostenida, el envejecimiento de la población activa agraria y la falta de competitividad de las explotaciones, la enrevesada normativa medioambiental o la falta de infraestructuras han llevado a la ruina a muchas explotaciones agrarias, entre otros.

Según ha concretado, en 2010 prácticamente “todas” las producciones agrarias están vendiéndose “a pérdidas”, mientras que la renta agraria está congelada desde el año 1993. Además, ha apuntado que sectores como el aceite de oliva y la aceituna de mesa sufren una crisis de precios sin precedentes.

A esto Serra ha sumado el incremento de los robos en el campo que se ha multiplicado durante los últimos meses, “creando indefensión e inseguridad, e incrementando las pérdidas de las explotaciones”.

RENTA AGRARIA

Asaja-Sevilla ha apuntado que el balance del año agrario 2009 se cerró con unos resultados bastante negativos, tanto en términos de precios y rentas como de empleo. La renta agraria descendió en Andalucía en línea con la UE-27, aunque el descenso ha sido más acusado que en el resto de España.

En concreto en 2009 la renta agraria andaluza superó ligeramente los 7.880 millones de euros, lo que supone una “importante” caída del 9,8 por ciento respecto a 2008.

A falta de que se cierre el año y se publiquen los datos oficiales de 2010, la previsión es que se produzca de nuevo una bajada, pese al incremento del volumen en algunas producciones.

DE LA SEQUÍA AL TEMPORAL

En 2010 se ha pasado de la falta de agua y la temida sequía a los daños causados por las lluvias, que se han valorado en 900 millones de euros en pérdidas. Serra ha llamado la atención sobre la necesidad de contar con unas infraestructuras adaptadas a los ciclos de sequía y lluvias que se dan en Andalucía, porque es “demencial” restringir agua a los regantes para después soltar agua de los embalses cuando llueve.

El presidente de Asaja-Sevilla también ha resaltado la necesidad de renovación que tiene el campo andaluz, donde sólo uno de cada veinte agricultores tiene menos de 35 años, un porcentaje que puede llevar al “futuro abandono de las explotaciones agrarias”. Además, ha criticado que a la falta de atractivo para los jóvenes viene a sumarse “el desánimo causado por la burocracia y la descoordinación interna de la Junta a la hora de conceder las ayudas para los jóvenes ganaderos y agricultores, que llegan a tardar más de un año y medio en conseguir este impulso económico”.

En cuanto a la presidencia española de la UE durante el primer semestre de 2010, Serra ha indicado que “no se acometieron ni una sola de las reformas necesarias para la reconversión del sector agrario, y durante ese periodo los problemas de los agricultores y ganaderos españoles se agravaron”.

PLANES DE CHOQUE

Respecto al Plan de Choque anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Serra ha informado de que “no se ha materializado prácticamente nada”, a excepción de “una tímida” rebaja de la fiscalidad agraria en el régimen de módulos y la inclusión del sector en los créditos del ICO para pymes.

De igual manera, ha criticado que haya quedado “en nada” el ‘Documento de Interlocución Agraria’, de la Consejería de Agricultura y Pesca. Serra detalla que “de las cien medidas que incluía el plan sólo una ha sido llevada a la práctica –la creación de una escuela de pastores–”.

LEY DE AGUAS Y OLIVAR

Respecto a la Ley de Aguas, que se aprobó en el mes de julio, Serra ha recordado la postura activa que ha mantenido Asaja para mejorar la propuesta inicial, de manera que los “aspectos que suponían una clara amenaza para la agricultura de regadío en Andalucía quedaran suavizados antes de su tramitación parlamentaria”.

Tras la aprobación, Asaja continúa muy pendiente del desarrollo reglamentario, ya que si los textos reglamentarios inciden en el carácter fiscalizados, penalizador y limitador, encareciendo los costes e incrementando las dificultades, “la Administración andaluza tendrá enfrente dando la batalla” a Asaja.

En cuanto al anteproyecto de Ley del Olivar, Serra ha destacado que “lo mejor sería que se dejará olvidado en un cajón”, porque es “un instrumento que no necesita el sector y no tiene contenido”. Además, ha criticado que la Consejería de Agricultura y Pesca “ha carecido del talante dialogante y de la capacidad negociadora” sí mostró la Consejería de Medio Ambiente en la elaboración de la Ley de Aguas.

INSEGURIDAD EN EL CAMPO

En 2010 y especialmente a partir del verano “se han multiplicado los robos en las explotaciones agrarias” y además, en los últimos meses, estos actos delictivos están “incrementando la violencia”. Detalla que en la provincia de Sevilla, se ha registrado 790 hechos delictivos en el medio rural, lo que supone un aumento entre el 18 y el 22 por ciento respecto el año pasado.

En este punto, Serra ha pedido que la Guardia Civil recupere su misión de vigilar el medio rural y ha recordado las reuniones con la Delegación del Gobierno para instarles a que “las fuerzas del orden extremen la vigilancia y no bajen la guardia en el medio rural”.

Según las estimaciones de los servicios técnicos de Asaja-Sevilla, los robos alcanzan los 6.000 y 8.000 euros de media por explotación. Sevilla, junto con Córdoba, encabezan las provincias andaluzas que registran una mayor tasa de robos en zonas agrícolas, seguidas de Málaga y Huelva.

ACUERDO UE-MARRUECOS

Serra ha detallado que la ratificación del protocolo agrícola del Acuerdo de Asociación UE-Marruecos por el Consejo de Ministros de la UE y “con el voto a favor de la ministra del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar”, supone “un ataque directo a la línea de flotación del sector de frutas y hortalizas”.

Así, ha recordado que es el Parlamento Europeo quien tiene la última palabra y de sus miembros depende que se puedan evitar nuevos perjuicios para los productores comunitarios, por lo que Asaja insta a esta institución a que expresu su “más rotundo rechazo a un acuerdo probadamente lesivo para las producciones europeas”.

Además, ha señalado que el acuerdo hasta ahora vigente se “incumple flagrantemente”, tanto en contingentes como en precios mínimos de entrada y ha pedido reciprocidad en las condiciones, derechos y obligaciones para competir en igualdad.

Fuente

http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-asaja-sevilla-considera-2010-ano-promesas-incumplidas-oportunidades-perdidas-sector-agrario-20101220140600.html

Puedes dejar un comentario, o dejarlo desde la noticia.

Responder